La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento del calor solar mediante el uso de paneles solares térmicos.

TÍTULO

¿QUÉ ES LA ENERGÍA SOLAR TÉRMICA?

     La energía solar térmica o energía termosolar consiste en el aprovechamiento de la energía del sol para generar calor, mediante el uso de colectores o paneles solares térmicos. Esta energía solar se encarga de calentar el agua u otro tipo de fluidos a temperaturas que podrán oscilar entre 40º y 50º, no debiendo superar los 80º.

     Las aplicaciones más extendidas de esta tecnología son el calentamiento de agua sanitaria (ACS), la calefacción por suelo radiante y el precalentamiento de agua para procesos industriales.

   Otras aplicaciones son el calentamiento de agua para piscinas, cubiertas o a la intemperie, y usos emergentes, como el de climatización o frío solar alimentando a bombas de absorción.

CÓMO FUNCIONA LA ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

¿CÓMO FUNCIONA LA ENERGÍA SOLAR TÉRMICA?

Elementos del sistema solar térmico para uso doméstico:

  1. Colector.
  2. Deposito de almacenamiento.
  3. Caldera.
  4. Estación solar.
  5. Consumo del agua (ducha).

     El funcionamiento de la captación de energía solar térmica se basa en primer lugar, en captar los rayos solares mediante colectores o paneles solares, para después, a través del panel solar hacer pasar agua u otro fluido de características similares. De esta manera, una parte del calor absorbido por el panel solar es transferido al agua, y, de esta forma, ya puede ser directamente usada o almacenada para que hagamos uso de él cuándo lo necesitemos.

    En caso de que la radiación solar sea insuficiente, un sistema de calentamiento convencional calienta el depósito a la temperatura deseada.

    Un sistema de energía solar térmica proporciona de media el 60% de la energía necesaria para satisfacer las necesidades de agua caliente.

BENEFICIOS DE LA ENERGÍA SOLAR

El uso de la energía solar conlleva grandes beneficios:

  • Energía infinita y gratuita
  • Sin emisiones de Co2
  • Reduce costes: hasta un 60% para calentar el agua y un 35% para calefacción.
  • Reduce el consumo de combustibles fósiles.
  • Se puede integrar en un sistema que ya esté instalado.

PIDE PRESUPUESTO GRATIS Y SIN COMPROMISO

Si estás pensando en ahorrar aprovechando las energías renovables que tenemos alrededor,
por favor contacta con nosotros. Estudiamos tu caso y te asesoramos sobre la mejor alternativa para tu vivienda.